miércoles, 17 de diciembre de 2008

Me estuvieron viniendo recuerdos de esas cosas.
(No éramos chicas para el verano).
Nos comprábamos un jugo Baggio y nos sentábamos en el pasto de una placita que quedaba en otro tiempo y en otro lugar.
No teníamos piercings. Yo no fumaba. (Ella decía que habría sido muy gracioso verme. Que me imaginaba riéndome sin parar). Y ella no dejaba que nadie la viera.
Ella una vez había estado con una amiga fumando encerradas en su cuarto. Querían cambiar de disco pero ella, su mano, no llegaba nunca al grabador. Habían estado así mucho tiempo. Cuando se dieron cuenta se empezaron a reír. (Y ahí fue cuando me dijo).
Estuve acordándome
de muchas cosas.
Estuve queriendo volver.
Pero ella tan en otra parte. Tan lejos.
.
(Ya no existe ese lugar).

5 comentarios:

Un fulano escribió dijo...

Hola, t invito a darte una vuelta por mi blog, saludos.

mm...si producciones. dijo...

Los recuerdos indelebles...¡Qué hermosos! A la mañana, cuando voy en bici para el trabajo, a veces en la subida me canso, miro para abajo, y tengo el recuerdo del vértigo que hace mucho tiempo, en otro lugar, me generaba saber que sólo me sostienen dos ruedas. Y entonces volver de la fantasía implica aceptar que ni tengo seis años, ni estoy entre los árboles del barrio de mi abuela.
Me generan nostalgia, pero al menos esos días, el trabajo es más tranquilo porque pierde un poco de sentido.
¡Bonitas palabras!
Un abrazo.

Pablo Miravent dijo...

El: Capaz que mañana lo borro parece que lo borraste y es un crimen porque está genial. Comparto totalmente la sensación.
Yo lo guardo porque tengo el google reader que registra todo!!
Felicidades!!

Ciriaco dijo...

Hola, bueno, me gustó el blog, hace poco me enteré que existía la poesia que usted escribe, me gusta la poesía y también vivo en Jujuy, la invito a visitar mi blog (poco actualizado y punto de fallecer, espero conseguir un buen matamoscas)la direccion es http://ciriaco.tk/

saludos.

M. dijo...

Bueno.
Gracias.
Saludos.
Abrazo.
Felicidades.
Saludos.
:-P
:-)